Tecnología y Salud Parte I: Entendiendo la relación entre ambos

Hace unos días atrás Luis Ávila, administrador del sitio Matasanos, me invitó a escribir este artículo, que son las conclusiones de un foro al cual asistí. Espero les guste, y podrán leer el artículo original acá

Desde la década de los 90 la evolución de la tecnología móvil en nuestro país ha sido exponencial.  De ser un producto reservado a las grandes empresas a estar en más del 90% de los hogares de Chile, todo gracias a 3 factores que lo lograron:

  • Ley de Moore: esta ley, observada por Gordon Moore en 1965, expresa que cada 18 meses se duplica el número de transistores en un circuito integrado. ¿Cuál es la importancia de esto? Mucha. Además de que es un reflejo de que la tecnología está en constante desarrollo, permite que al avanzar tan rápido nuestros bolsillos se vean beneficiados, al acceder a tecnología cada vez más barata y poderosa. Los Celulares que tenemos hoy no se parecen en nada a los que teníamos hace 18 meses…
  • “El que llama, paga”: este sistema, que como dice su nombre consiste en que la persona que hace una llamada desde o a un teléfono celular cubre el total del costo de la llamada, antes no era así. Si hacemos memoria en Chile, en sus inicios el que recibía pagaba también. Esta política pública aplicada en gran parte de América Latina (en países como México todavía el que recibe la llamada paga un porcentaje) permitió acercar la tecnología móvil a zonas más pobres.
  • Celulares de Prepago: ¿Se acuerda de esto?

Esta Política empresarial impulsada por Movistar (en ese entonces CTC Chile) fue un paso importantísimo en la masificación de los celulares en nuestro país. Este sistema de Crédito, en el que “hablo sólo si tengo dinero” fue responsable del gran impulso que necesitaba la tecnología móvil.

Sigue leyendo