Proyecto de médico #2: el problema con las suturas

No me gusta la cirugía. Eso es un hecho. Las razones son varias. La primera es que mi pasada por cirugía fue un asco, y salí más confundido que sabiendo algo. Eso se ha demostrado cada vez que me preguntaban alguna patología quirúrgica, y mis compañeros de práctica respondían sin problemas. Ni siquiera sabía que existían diversos tipos de suturas…

La situación empeoró cuando, hace 3 semanas, llegó un paciente con una herida cortopunzante en el antebrazo derecho. Era para poner 7 puntos. Un caso fácil. No suponía ningún problema.

Llega el Doctor Lagos (un médico general de zona, bueno para el garabato, pero también bueno para la talla), nos mira a todos. Me pasa el equipo de suturas y me dice:

– Ya huevón, te toca…

Sigue leyendo