El nacimiento de un switcher

Sabido es desde hace tiempo por The Chief PaBLoX y Pablo N que mi adoración por Apple sobrepasa bastante los límites de la cordura. Y eso que hasta septiembre de 2008 lo único Apple que había tenido era un iPod Shuffle de 1ra generación. Será por la fama de calidad y estilo que tienen, será por lo indudablemente bonitos que son, será por la sabida facilidad de uso de su sistema operativo; me daban lo mismo las razones: Apple y yo estábamos hechos el uno para el otro. Sin haber usado jamás Mac OS X yo ya lo sabía. Y este 17 de diciembre recién pasado pude poner a prueba ese presentimiento.

Mis padres hicieron el esfuerzo por dar en el gusto a su taimado primogénito y me compraron un MacBook blanco, modelo early 2008, que carga dentro de sí un procesador Intel Core 2 Duo de 2.1 GHz, 1 GB de RAM a 667 MHz DDR2, 120 GB de disco duro SATA marca Fujitsu, pantalla mate de 13.1″, soporte AirPort, salida de vídeo mini Display Port, vídeo integrado de Intel y audio integrado. Lo que siempre quise era por fin mío. Llegué ese día 17 de diciembre a casa con la preciosa caja del MacBook, ya desesperado por abrirlo. Le eché una ojeada al manual antes de prenderlo, y la primera frase que veo es ‘este Mac y tú están hechos el uno para el otro’. ¿No lo decía yo?

 

D

Mi precioso MacBook blanco… no pregunten acerca de la ropa xD

 

¿Parezco niño chico con juguete nuevo? Pues sigue leyendo…

Anuncios